La Asociación Herpetológica Española quiere desmentir las noticias sobre la supuesta peligrosidad de los ofidios españoles que se han publicado en prensa recientemente. (10/07/2010).

Entre los diversos grupos de animales que producen animadversión y miedo a la población, en primer lugar se encuentran probablemente las serpientes. Ello motiva la aparición en primavera y verano, de numerosas y lamentables noticias como las que se pueden leer estos días en numerosos medios de comunicación, especialmente electrónicos. En ellos, las serpientes son tachadas de peligrosas y agresivas, y a menudo se les asignan atributos muy lejanos a la realidad como su capacidad de escupir o su carácter venenoso cuando a menudo no son más que inofensivas especies de culebras.

El último caso lo hemos visto en la edición de La Verdad, en la noticia publicada el pasado 22 de Junio, en la que se observa la fotografía de tres miembros de protección civil de Yecla sosteniendo los ejemplares que acaban de matar. En la misma noticia podemos leer despropósitos como que la serpiente “escupía”.

Este y otros ejemplos parecidos mueven a la Asociación Herpetológica Española (AHE), sociedad dedicada al estudio y la conservación de los anfibios y reptiles españoles (www.herpetológica.org), a pronunciarse inequívocamente en los siguientes términos:

1)     El desconocimiento de la fauna española y en especial de aquellos animales que no gozan de mucho espacio y tiempo en documentales, programas de información y noticias en los medios de comunicación, puede provocar reacciones de miedo y de agresión en la gente al sentirse amenazada por la presencia de una serpiente desconocida. Ante esto, la AHE debe esforzarse aún más para conseguir un mayor conocimiento de la biología y fácil identificación de las especies por parte de la población. Sólo así será posible acabar con “historias” que se transmiten de padres a hijos sobre falsas propiedades de nuestras serpientes españolas como su capacidad para escupir o mamar leche.

2)     Los medios de comunicación deben ser muy rigurosos en la información que transmiten. Es cierto que los periodistas no están obligados a saber con mucho detalle todo aquello de lo que escriben, pero sí es exigible que contrasten la información antes de publicarla. Nuevamente la AHE ofrece su servicio para que muchas de las expresiones en ocasiones falsas y a menudo inexactas que se han leído estos días, desaparezcan de los medios de comunicación. Esa falta de rigor provoca mayor animadversión y miedo, e involuntariamente instiga a que hechos como estos se repitan año tras año, hasta que la última serpiente deje de vivir en nuestros montes y roquedos.

3)     Finalmente, pero no por eso menos importante, queremos denunciar que no es tolerable la exhibición de los cadáveres de serpientes en un medio de comunicación como si volviésemos a los tiempos de las Juntas de Extinción de Alimañas. Antiguas imágenes que todos recordamos cómo las batidas de lobos y otros animales han desaparecido, pero por desgracia aun hay animales que siguen siendo modelos para escenas que ya creíamos extintas.

En España hay 14 especies de serpientes, cada una con sus peculiaridades y formas de vida. Muchas de ellas se encuentran amenazadas y sus poblaciones cada vez más exiguas. La facilidad con que antes era posible ver una culebra en nuestros ríos o montes, ahora se ha convertido en un hecho excepcional. En parte, debemos este alarmante declive a una mezcla de miedo y antipatía para con estos animales que a menudo convierten el encuentro con el ser humano en una muerte segura para la serpiente. Como muchos otros animales, los ofidios no hacen más que huir ante la presencia del ser humano, y es por ello que nuestra mejor respuesta siempre debe ser el respeto y la tranquilidad.

Asociación Herpetológica Española (AHE)

Share this post
FaceBook  Twitter