Un hombre que el domingo por la mañana estaba realizado pesca submarina en el Port de ses Caletes se encontró con una culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) que estaba nadando alrededor de uno de los pequeños islotes de la zona norte de este cala, muy cerca de la orilla. Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter