Gracias al descubrimiento de dos diminutos fósiles de Chinlestegophis jenkinsi en el condado de Eagle, Colorado (EE.UU.) se ha podido saber ahora que tanto ellos como los anfibios actuales descienden de un antepasado común que vivió hace unos 315 millones de años. Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter