En la mayoría de los animales, la diferenciación sexual en machos y hembras está determinada genéticamente. En este caso, que un individuo sea macho o hembra queda marcado en el momento de la concepción y la formación del zigoto, ya sea por la presencia de un cromosoma sexual (determinación cromosómica) o por la combinación alélica de un gen determinado, que puede estar localizado o no en un cromosoma sexual (determinación génica). Leer más.

https://3.bp.blogspot.com/-6nt2z117Abc/WlePYp6ZF0I/AAAAAAAAklM/GuTEqrGAy98QPjZaH7piTW4u5j772LeSQCLcBGAs/s320/sexratio_tortugaboba.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter