El sapo partero ha vuelto a piar en el Parque de Peñalara, en Madrid. En concreto, en la Laguna Chica. El canto que entonan estos anfibios «desde hace 15 días tiene un motivo, acaba de arrancar la época de reproducción», explica con orgullo Juan Vielva,  director del Parque de Peñalara. No es para menos, los sapos que pían (son los únicos sapos que lo hacen, según Vielva, y sólo por este motivo) son los 500 anfibios que liberó la Comunidad de Madrid en la Laguna Chica después de criarlos en cautividad ante su alarmante desaparición por culpa de un hongo asesino. Más información aquí.

Share this post
FaceBook  Twitter