Eugenio Montelío nos envía una nueva cita de víbora áspid (Vipera aspis), procedente de los alrededores de Munilla. Desgarradora es la tristeza... brutal la rabia, que produce la visión de esta imagen. La impotencia que se siente, al ver el cuerpo inerte de la joven víbora, le llena a uno de derrotismo y al mismo tiempo de ganas por tratar de cambiar algo. La pregunta es... ¿sería posible? Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter