Pozos, arquetas, aljibes, canales, etc... son infraestructuras necesarias para el uso y manejo del agua, pero que pueden convertirse en trampas mortales para la fauna. No son pocos los animales que caen o entran deliberadamente en ellos y después no pueden salir. Debido a su pequeño tamaño y su escasa percepción de la perspectiva, los anfibios y reptiles son los que se llevan la peor parte. Siendo incapaces de salir de estas construcciones, solo les espera la muerte ya sea por desecación o por inanición. Leer más.

https://3.bp.blogspot.com/-7BbSFHhaxng/W-IO5wvk2mI/AAAAAAAAGhI/rDwLXEZ44lE6893m_SepfTDvvwhFEHoMACLcBGAs/s400/IMG_20181105_100200_034.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter