Gracias a la publicación de Instagram de una senderista a la que sigo, supe de la existencia de estas salamandras atrapadas en lo que resultó ser un aljibe en un antiguo cortijo derruido y abandonado en la finca Albarracinejo, cerca de Benamahoma. Leer más.

https://4.bp.blogspot.com/-OHjpvzBi2xw/XALcWXU4M0I/AAAAAAAAHZk/kNr1-Mdgv5MRaNKk80iC4CItKtiVMuwoACLcBGAs/s400/IMG_20181201_200636.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter