La pérdida de anfibios es una llamada de atención sobre cómo está cambiando el medio natural pro su gestión y comportamiento". Con esta conclusión finaliza el inventario de anfibios en las principales zonas húmedas de la ciudad, encargado este año por el Concello. Y es que en los muestreos realizados se identificó en febrero un solo ejemplar de Chioglossa lusitanica. Conocida como la salamandra rabilarga se localizó en la poza del eucaliptal de Castrelos. Se trata de una especies autóctona, que según el Catálogo Galego de Especies Amenazadas se encuentra en una situación vulnerable. Leer más.

https://www.atlantico.net/media/atlantico/images/2019/07/21/2019072100144139792.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter