logo

Blog: CRÓNICAS BICHERAS: Víbora áspid en Soria.

Cuenta la leyenda que fue con el veneno de una víbora aspid con la que la reina Clepopatra se quitó la vida, algo bastante improvable debido a la distribución de la  especie en la actualidad. Sin embargo si existe en este país un lugar que invita a la imaginación ese es el claustro templario de la ciudad de Soria. Absorto ante tanta belleza me encontraba yo el pasado día 10 de septiembre, que cuando paseando después de la experiencia templaria y paseando por el paseo del río Duero tuve la suerte o desgracia de encontrarme con la siempre interesante víbora aspid (Vipera aspis), en plenas afueras de la ciudad. Leer más.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn