logo

El sapo común ibérico (Bufo spinosus) y el sapo común europeo (Bufo bufo) hibridan pero mantienen su estatus específico.

El investigador del MNCN Íñigo Martínez-Solano ha explicado que estas zonas híbridas son como laboratorios naturales para comprende el proceso de formación de nuevas especie o especiación, ya que el análisis de la variación en los genes, la moforlogía o la ecología de las especies en las áreas en que entran en contacto aporta pistas acerca de los mecanismos evolutivos que las mantienen separadas frente al efecto homegenizador de la hibridación. Leer más.

http://www.vertebradosibericos.org/anfibios/bufspi.jpg

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn