logo

Llueve, por fin llueve en Alcublas.

Estábamos desde las 10 de la mañana encerrados en casa la fuerte lluvia nos impedía salir. Las calles de Alcublas corrían cual arroyos llenas de agua de lluvia. A las 17.30 propuse ver como estaba funcionando la entrada de agua en las balsas y navajos y todos a una como movidos por un resorte o tal vez porque estábamos artos de estar encerrados en casa, partimos a hacia nuestras balsas y navajos. Leer más.

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn