logo

Nueva rana venenosa de dardo necesita un plan de conservación inmediato

Fue un descubrimiento sorpresivo en un lugar improbable. En una camada de hojas de cerca de cuatro pulgadas de profundidad, bajo un denso dosel de árboles selváticos, los investigadores Marcos Ponce y Abel Batista por parte de la Universidad Autónoma de Chiriquí estuvieron trabajando para completar un inventario de especies en peligro en el bosque húmedo del Istmo Atlántico de Panamá. Pero ninguno de los dos sospechaba en lo absoluto lo que estaban apunto de encontrar: una nueva rana venenosa de dardo. Leer más.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn