logo

La singular adaptación de las salamandras en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas

Por regla general, la salamandra común es una especie ovovivípara. Es decir, las hembras no ponen huevos, sino que paren unas larvas que deben permanecer ligadas al medio acuático durante cierto tiempo hasta que completen su desarrollo. Sin embargo, al menos dos poblaciones aisladas en sendas islas gallegas han desarrollado la capacidad de ser vivíparas: las larvas metamorfosean en el interior de las hembras y los juveniles resultantes pueden vivir directamente en el medio terrestre una vez liberados. Leer más.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn